ermita-22

La ermita de Sant Antonio de Padua de Alforja

La ermita de Sant Antonio de Padua de Alforja, se construyó el 1742 junto a la riera del mismo nombre. Es un muy bastante acogedor que en verano ofrece una agradable sombra. Tiene fama por su fuente de agua rica en minerales, la cual durante algunos años se vendió embotellada, y a día de hoy es gratuita.  Antiguamente se hacía la bendición de los animales de carga de los labradores y era muy frecuente traer un cirio en Sant Antoni para darle gracias de alguna petición concedida.

Bajo la plaza de la ermita, tocando a la Riera había el bassot de Sant Antoni, donde antes se iba a lavar la ropa de los enfermos contagiosos y de los difuntos. Adosado a la ermita encontramos un pequeño habitáculo para el ermitaño. En la actualidad hay un bar que abre durante todo el verano y los fines de semana

ermita-22